Cynthia Sabina

Mujer cósmica, starseed en servicio, sanadora cuántica, activadora de códigos de luz y activista que pinta y escribe para prender conciencias.

Nacida en León, México, en 1987. Cynthia es escritora, poetisa, pintora, sanadora, activista, maestra con 10 años de experiencia en distintos niveles (preparatoria, primaria y kinder) con las materias de inglés (materia principal, en cada nivel), filosofía, geografía y literatura (las tres en inglés a nivel preparatoria), teatro (preparatoria), con diplomado en Competencias Docentes, participó en los seminarios: “The context of Learning: Teaching procedures”.

Comenzó a escribir poesía a los 13 años. El versiario Etérea recopila su esencia en evolución, la cual ha llegado a través de varios despertares. De tener una forma de escribir más material y tangible, la esencia del mensaje se fue elevando como la experiencia de vida y la visión fue siendo más sutil y refinada; simple, pero rozando la sabiduría del alma.

En 2020 escribió un libro que se encuentra en procesos de última edición para su publicación, el cual pretende ser un activador de igual manera, desbloqueando memorias y trabajando gradualmente en retomar la consciencia sobre temas aún con mucha distorsión en el consciente colectivo, en donde la no-ficción recopila fragmentos olvidados de la historia, ayudando a unir puntos y a elevar la percepción misma.

Es hija de una gran pintora llamada Adriana Carmona Posadas, a la que la historia o la fama no le hicieron justicia en su tiempo de vida y que, sin embargo, dejó más de 400 obras plasmadas de su esencia inigualable y visión propia: un espejo hacia el ser en espacios oníricos o materiales. Poetisa y escritora, su poemario nunca publicado fue revisado y firmado por el poeta Andrés Henestrosa. Cynthia es además bisnieta de la grande y grandiosa pintora mexicana María Izquierdo, la primera mujer mexicana en exhibir en Nueva York, en el Art Center, y de quien el planeta Mercurio tiene un cráter con su nombre. En su sangre se libran batallas hacia la libertad y la expresión artística de la belleza del ser a través de sus múltiples caras que, de manera estética, muestran la energía femenina en su potencial creativo y embellecedor de la realidad.

De formación libre, soberana y autodidacta, Cynthia Sabina ha dedicado su vida al conocimiento consciente. La historia se desarrollaba en el país ante los ojos de todos y un fuego interior más grande que ella misma la llevó a involucrarse en ella de manera activa y lejos de la zona de su propio confort. Buscó quién ya estuviera haciendo algo, yendo contra corriente contra la información mediática que manejaba línea política. Primero se integró a la página MorenaJE y fue invitada a juntas de partido que organizó el PRD con activistas “de a pie” de la ciudad de León, Guanajuato en donde pudo sacudir algunas conciencias y ganar el apoyo y la credibilidad de activistas o partidistas que deseaban, como ella, no ganar poder a través de puestos, sino conectar realmente con necesidades y soluciones para una sociedad a la deriva por la corrupción. Después surgió el #132, al cual se integró, y los del Primero de Diciembre fueron quienes le brindaron apoyo cuando fue golpeada y llevada al cerezo por querer proteger a un periodista que era golpeado por un policía.

Fue parte del equipo de administradores de la página en Facebook Los Gastos Pendejos que llegó a tener más de cien mil seguidores, así como de otras páginas como Activismo México, Desobediencia Social MX, etc., bajo la firma de Cynthia Sabina. Sin embargo, lo que destacó en la historia de este tipo de movimientos nacidos de la organización ciudadana fue que Los Gastos Pendejos incluía como administradores únicamente a personas que, por su trabajo en las calles, informando a la gente frente a frente podía tener voz y voto para publicar la información que todos iban encontrando y abonando y, a la vez, salían semana tras semana a balconear información con datos duros del gobierno mexicano.

Se le invitó como diputada Federal en Morena, Movimiento Ciudadano (con Ariel Rodríguez) y en el PRD. En ninguno aceptó.

A su vez, en lo local se gestaron movimientos sociales que tomaron mucha fuerza en ese tiempo y Cynthia les lleguó a representar en lugares como Ayotzinapa, Guerrero, en donde conoció de primera mano a aquellos a los que se les condenaba en los medios como delincuentes. Completamente inteligentes, politizados, lógicos, argumentados, sensatos y conscientes. Cubrió varios eventos para las redes sociales y para medios informativos de contrainformación como activista.mx, 5oymexico.org y ellosynosotros.com, el último con sede en España.

Se entrevistó personalmente con personas directamente involucradas en el caso de Ayotzinapa y otros eventos locales como corresponsal de los medios online a los que representaba.

Participó en el panel Compromiso ético y ciudadano del Tec. de Monterrey, hablando sobre actividades ciudadanas como respuesta a las necesidades públicas de contrainformación del discurso de manipulación mediática, así como de actividades de conexión con ciudadanos lejanos a la urbe con carencias, las cuales atacó en grupo durante varios años mediante recolección de víveres, ropa y objetos de necesidad con la intención de conocer sus necesidades y conocerlos a ellos.

Trabajó como arquitecto residente de obra en la parte eléctrica y mecánica en proyectos de remodelación (Tec. de Monterrey, Campus León) y construcción (hospital para la facultad de medicina de la Universidad de Guanajuato). Trabajó como Spatial Data Specialist, dedicada al mantenimiento de bases de datos digitales de la plataforma de maleo digital Here, la cual se especializa en los automóviles autónomos ya existentes de BMW, Mazda y otros.

Las publicaciones políticas que realizaba en su red social de Facebook siempre iban acompañadas también de información sobre culturas ancestrales, sobre la historia antes de lo que la historia actual reconoce, así como de todo aquello que resonaba dentro como parte de un radar interior que la llevaba por la información leyendo con una visión siempre más amplia. Dichos temas incluían también la filosofía, la psicodelia y las plantas sagradas como instrumento sagrado medicinal. Primero lo publicaba por los que ya resonaban dentro y después por experiencia propia (nunca abiertamente) del uso de la salvia divinorum, el peyote, la ayahuasca, el yagé, bufo alvarius y honguitos.

En 2019 tuvo un segundo despertar en el que, mediante una intrincada serie de hechos que la arrojaron hacia las meditaciones profundas, mantras y trabajo de energías, tuvo un sueño en donde le fue revelado su nombre verdadero, su lugar de procedencia, se le reveló lo que significaba su marca de nacimiento y se le dieron los códigos de activación. A partir de ahí, la conciencia sobre su origen de alma la llevó a otro nivel de experiencia de vida completamente diferente y unificada. En pleno uso de su consciencia sabe quién es y cuál es y ha sido siempre su misión. Por ello, siguió el llamado y desde hace dos años se dedica al servicio de activación de otros seres a través de ceremonias, ya sea con o sin el uso de los niños santos, en donde mezcla una serie de técnicas de sanación multidimensional y cuántica. Ésta no fue estudiada, sino recordada y reactivada a través de cada activación consciente de información energética, como si se hubiera desbloqueado una parte sustancial de su memoria antigua, en la cual está explícita la misión de servicio y el compromiso con la humanidad. Por ello, las etapas de juventud de Cynthia estuvieron abocadas al servicio colectivo desde las calles, impactando la historia de su contexto. De igual manera, hace sesiones energéticas uno a uno y brinda acompañamiento a aquellas personas que semana a semana van trabajando en sus propios centros energéticos y en el reflejo de su evolución energética en la vida real.

Cynthia Sabina en los medios:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *