Somos

Somos Hugo y Arim, nacidos en México y España, ambos poetas, escritores y (re)creadores de Noctis Labyrinthus. Nos conocimos a través de la poesía en 2017, cuando Arim vivía en Alemania y dirigía desde allí la antigua editorial I filo SOFÍA, la cual es matriz de Noctis Labyrinthus.

Arim Atzin

Editora y correctora ortográfica y de estilo

A veces no le basta con pasar página, o cerrar un capítulo, y necesita sacar un libro. Cofundadora de la editorial y autora de dos poemarios.

Hugo Ortega Vázquez

Corrector de estilo y relaciones públicas

Cazador de historias ocultas y transmutador en mundos de poesía, cuento y teatro, además de co(re)crear Noctis Labyrinthus.

Nuestra historia: inicios como I filo SOFÍA

El proyecto editorial de I filo SOFÍA comenzó en el 2016, aunque se había estado hilando muchos años antes. Fue idea de Arim Atzin (María Ferreiro), poetisa y editora española, quien escribe desde la edad de 11 y emprendió la editorial en Alemania, país donde vivió 8 años.

Dialéctica de ojos y El mar, los poemarios y su autora, Arim Atzin (María Ferreiro), editora de I filo SOFÍA y Noctis Labyrinthus

Arim comenzó a estudiar alemán a los 15 años y, sobre los 19, a escribir en este idioma. Más tarde tradujo muchos de sus propios poemas del español al alemán y viceversa, así como los de otros autores, entre los que cabe destacar el poema Los siete sellos, de Friedrich Nietzsche.

En su país de residencia, decidió estudiar diseño gráfico para adquirir herramientas que se complementaran con la escritura, con intención de combinar literatura con otros medios. Ya durante su formación profesional trabajaba en el boceto de un libro, de un primer libro que recopilaría gran parte de la poesía que había estado escribiendo durante décadas. Pero eran distintas fases vitales y muy diferentes dialectos poéticos, por lo que prefirió dividir ese primer bosquejo en varias partes, dos de las cuales se transformarían más adelante en sus dos primeros poemarios: Dialéctica de ojos y El mar.

Lo que empezó siendo la aspiración personal de escribir y revisar sus propios textos, así como de diseñar un libro de inicio a fin, pasó a convertirse en un propósito colectivo: publicar los escritos de otras personas, ayudándolas a llevar su universo propio al papel. Arim disfrutaba tanto dándole forma poética a su mundo interior y llevándolo a la mejor versión de sí mismo, que sabía que amaría de igual manera sumergirse en el mundo de otros apasionados por la escritura y asistirles para dar a luz su sueño. Con este sueño propio y colectivo de futuro en mente, fundó en abril del 2016 la editorial I filo SOFÍA.

Raúl Fernández Cobos, autor de Areografía

Arim se encontraba preparando su segundo poemario, cuando coincidió con el joven astrofísico y escritor español de poesía y cuento Raúl Fernández Cobos, ganador del Premio José Hierro de Relato Corto del Ayuntamiento de Santander y del áccesit en la categoría de Poesía.

Raúl le confió su manuscrito, una idea de poemario en lenguaje astronómico, poesía marciana en estado puro. Él, al igual que Arim, creaba su propia lengua poética disponiendo del conocimiento de otros campos. En diciembre del 2016, publicaron Areografía, el primer libro de Raúl, una oda al universo y al lejano Planeta Rojo cargado de nostalgia.

Hugo Ortega Vázquez, autor de la sátira Curado de piñón para aliviar el corazón y editor en Noctis Labyrinthus

Se encontraba Arim preparando su tercer poemario (aún no publicado), La gran explosión en mí, cuando conoció al poeta y cuentista mexicano Hugo Ortega Vázquez. Él ha publicado varios escritos en la revista mexicana Mentidero y la gaceta de la Universidad Obrera de México. También ha participado en diversas antologías poéticas y fue ganador del segundo lugar y un diplomado de literatura en Literaria – Centro Mexicano de Escritores con Crónica de Tepito.

Hugo y Arim intercambiaron algunos poemas y de inmediato viajaron a otras dimensiones: es lo que ella llama poesía enteógena. Jamás había leído una poesía que le hipnotizara de esa manera. La escritura de Hugo es una nueva forma de poesía creacionista del siglo XXI. Le propuso colaborar juntos y publicar su manuscrito poético, pero rápidamente surgió un proyecto distinto: encargaron escribir a Hugo una obra de teatro para el Día de Muertos, festividad mexicana en honor a los ancestros. En octubre del 2017 publicamos Curado de piñón para aliviar el corazón, una sátira donde deidades de todo el mundo se rifan el alma de un oficinista de Ciudad de México.

Con esta obra inauguramos la segunda colección de la editorial: la colección theasthai de teatro. Ha sido representada varias veces y Hugo se convirtió desde entonces en un pilar fundamental de la editorial. Con él se han llevado a cabo más eventos en Ciudad de México de performance y teatro.

El renacimiento como Noctis Labyrinthus

En el 2018 Arim decidió dejar su vida en Alemania y volver consigo misma a España. Fueron tiempos difíciles de cambio para adaptarse a la nueva vida, a la situación laboral del país, a la lucha legal por la separación y divorcio desde España y Alemania, etc. La editorial quedó aparcada durante tres años, tiempo en el que, sin embargo, Arim y Hugo han seguido escribiendo y trabajando juntos desde la distancia en varios proyectos teatrales en México.

En el 2021, tras un año de pandemia, tras un año de haberse detenido y replanteado la vida, es cuando Hugo y Arim retoman juntos la editorial. No importa dónde se encuentren, sea en Europa o en el continente americano, pues éste es un proyecto que no conoce límites.

Hugo Ortega Vázquez (Akbal) y Arim Atzin:
(re)creadores de Noctis Labyrinthus

Pero al igual que ellos se han transformado, la editorial también lo ha hecho. Ya no es I filo SOFÍA, no es la vieja, pero tampoco es una completamente nueva, sino que se ha (re)creado, al igual que sus fundadores Akbal (Hugo) y Arim (María): se llama Noctis Labyrinthus y tiene nueva imagen y muchas nuevas y frescas ideas.

Del latín el laberinto de la noche, así fue llamada una región de Marte que parece un laberinto naranja y azul. En realidad, está formada por unos túneles de lava vieja con formas laberínticas y con dunas azules de los volcanes marcianos. Este Noctis Labyrinthus se encuentra en la zona ecuatorial del Planeta Rojo.

Además de nombrar esa hermosa e interesante región marciana, elegimos el nombre por su poesía, metáfora y sentido. Laberinto, como algo muy críptico que te lleva por muchos diversos caminos, donde puedes perderte o encontrarte, y noche, en representación del lado oculto de la persona, del universo, así como metáfora para ese mundo astral que visitamos en sueños.

Para crear el logotipo de Noctis Labyrinthus nos inspiramos de nuevo en el cosmos: en el agroglifo de West Overton, aparecido el 23 de junio del 2002 en Inglaterra.

Aparenta una sencilla forma en espiral, sin embargo, es toda una obra supersimétrica de geometría sagrada. Nos gustó mucho, porque representa tres astros: podrían ser la Tierra, en el centro, la luna y el sol. También podría interpretarse como el paso del día a la noche y a un nuevo amanecer: el primer círculo, abajo a la izquierda, es el ayer que comienza su recorrido por el laberinto; llega al centro de la noche, al círculo céntrico, y el laberinto lo lleva otra vez hacia un nuevo día, el círculo de arriba a la derecha. Creyó perderse en lo profundo de sí mismo, mas desde ahí avanzó y ascendió hacia lo nuevo: así nos imaginamos nosotros el proceso de escribir, como un viaje hacia los adentros para parir hacia afuera lo interno y crear un nuevo ciclo.

¿Tienes un manuscrito y te gustaría escribir los siguientes capítulos de Noctis Labyrinthus?

Contáctanos a través de nuestro formulario de contacto

o envíanos tu manuscrito por aquí

– o por mensaje de WhatsApp –