El inframundo del hotel Hilton: Curado de piñón para alivar el corazón, de Hugo Ortega Vázquez

Desde el inframundo del hotel Hilton de Ciudad de México, la compañía de teatro Rebeldrama dio vida una vez más el pasado 9 de noviembre a los protagonistas de Curado de piñón para aliviar el corazón, comedia escrita por Hugo Ortega Vázquez.

Amentet, Hades, Iama y Mictecacíhuatl acecharon de nuevo al pobre Jeremías Fierro, pero La Catrina enseguida vino a poner a cada uno en su sitio.

El pobre Jeremías no sabía que estaba muerto

¿Imaginas que de repente despiertas, no sabes qué te ha pasado, y que deidades del inframundo de varias civilizaciones antiguas pretenden cautivarte para llevarte consigo? Esto es lo que le ocurre a Jeremías, un oficinista mediocre de la Ciudad de México. La egipcia Amentet, el griego Hades, el hindú Iama y la mexica Mictecacíhuatl le ocultan la verdad y se baten en duelo por conquistar su alma. Pero la Catrina, símbolo por excelencia de la festividad de muertos mexicana, es más astuta que todos ellos juntos: la diversión y las risas están aseguradas. De esto trata Curado de piñón para aliviar el corazón, la obra de teatro que Hugo Ortega Vázquez escribió para el Día de Muertos.

Se acerca la fecha de una de las fiestas mexicanas con más tradición: Día de Muertos. Su origen es precolombino: para la cosmovisión de mayas, mexicas y otros pueblos de lo que hoy es México era de vital importancia honrar a sus difuntos en su viaje al inframundo y en su estancia allá. Cuando llegaron los conquistadores, esta festividad se sincretizó con la religión católica y se la hizo coincidir con el día de Todos los Santos. La película Coco refleja muy bien esta celebración mexicana.

Muchas culturas de la antiguedad alrededor del planeta tenían, al igual que los pueblos prehispánicos, la concepción de un mundo más allá de la muerte: egipcios, griegos e hindús coinciden en muchas cosas con el inframundo azteca. Y son estas similitudes las que Hugo Ortega Vázquez ha entrelazado de manera graciosa y ocurrente en su obra de teatro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *